Arrugas, piel con aspecto opaco, manchas, flacidez… Estos son algunos de los signos de la edad que restan considerablemente vitalidad a la piel. ¿Buscas un tratamiento innovador y efectivo? El resurfacing facial es un tratamiento con láser que te ayudará a lucir una piel más joven. ¿Quieres saber más sobre su procedimiento y beneficios? Te lo contamos todo a continuación.

¿Qué es el resurfacing facial?

El resurfacing facial es un tipo de procedimiento para el cuidado de la piel realizado por un especialista que implica el uso de láseres para ayudar a mejorar la textura y apariencia de la piel. Con este método se trabaja sobre la capa media y profunda de la piel, con el objetivo de rejuvenecerla y mejorarla.

Estos láseres han sido utilizados también para problemas como la rosácea, las arañas vasculares y otros problemas de la piel relacionados con el acné.

Sigue leyendo para obtener más información sobre cómo funciona el procedimiento, por qué se realiza y más.

¿Quién puede someterse a este procedimiento?

Puedes considerar este procedimiento si tienes problemas de cuidado de la piel relacionados con la edad, el sol o el acné que no se pueden tratar con productos de venta libre.

El resurfacing facial con láser se puede utilizar para tratar uno o más de los siguientes problemas de la piel:

  • Manchas de la edad
  • Cicatrices
  • Cicatrices de acné
  • Líneas finas y arrugas
  • Patas de gallo
  • Piel flácida
  • Tono desigual de la piel
  • Glándulas sebáceas agrandadas
  • Verrugas

Este procedimiento puede no ser adecuado para personas con brotes activos de acné o piel flácida en exceso.

Resurfacing facial: beneficios y procedimiento

El resurfacing facial se dirige a la capa externa de la piel y al mismo tiempo calienta las capas inferiores de la dermis. Esto promueve la producción de colágeno.

Las nuevas fibras de colágeno ayudarán a producir una piel nueva con una textura más suave y más firme al tacto.

El procedimiento incluye los siguientes pasos:

  1. Antes del tratamiento de resurfacing facial, tu piel debe estar preparada. Esto implica preparar la piel con tiempo de antelación. El propósito es aumentar la tolerancia de tu piel a los tratamientos profesionales que se aplicarán. También puede disminuir tu riesgo de sufrir cualquier tipo de efecto secundario.
  2. A continuación, se limpia la piel para eliminar el exceso de grasa, suciedad y bacterias.
  3. El profesional comienza el tratamiento utilizando el láser. Este se moverá lentamente alrededor del área designada de la piel.
  4. Finalmente, el profesional cubrirá el área de tratamiento con vendas para ayudar a proteger la piel al final del procedimiento.

¿Qué esperar tras el resurfacing facial?

Estos procedimientos no se clasifican como cirugías. Aún así, existe un tiempo de recuperación necesario para asegurarse de que tu piel se cure correctamente. Esto reduce el riesgo de efectos secundarios y ayuda a lograr los resultados deseados.

La recuperación completa de la piel suele tardar entre 3 y 10 días. Como regla general, cuanto mayor sea el área de tratamiento y cuanto más profundo trabaje el láser, mayor será el tiempo de recuperación.

Durante la recuperación, tu piel puede verse algo enrojecida y con pequeñas costras y descamaciones. Puedes usar bolsas de hielo para ayudar a reducir la hinchazón.

Si bien no necesitas estar en casa durante todo el proceso de recuperación, conviene evitar lugares conocidos donde puedas encontrar gérmenes, como el gimnasio, que podrían aumentar los riesgos de sufrir infecciones.

También deberás ajustar tu rutina diaria de cuidado de la piel. Tras el tratamiento, deberías limpiar el área tratada varias veces al día, para mantener la higiene de la zona.

Además, se recomienda usar apósitos nuevos cada vez para asegurarse de que la piel se mantenga siempre limpia. Un humectante diario también puede ayudar con el proceso de curación, pero asegúrate de que el profesional que te atendió te lo aconseja.

Lo que sí está claro es que a partir de ese momento deberás cuidar más de la cuenta tu piel, sobre todo ante los efectos del sol. Utiliza un protector solar con SPF mínimo de 30 y ayudarás a reducir el riesgo de quemaduras solares y daño solar. Es más, la protección solar debería estar en tu vida a diario realices o no un tratamiento de resurfacing facial. Aplica protector solar todas las mañanas (incluso cuando esté nublado) para proteger tu piel, y asegúrate de volver a aplicarla según sea necesario durante el día.

¿Qué resultados ofrece el famoso resurfacing facial?

Los tratamientos de resurfacing no representan un gran riesgo en cuanto a efectos secundarios, pero es posible que necesites varias sesiones para lograr los resultados deseados.

Los resultados individuales varían según el alcance de las preocupaciones iniciales que se tratan. Piel más suave, tersa, menos arrugada, con un color más saludable… Puedes esperar que tus resultados duren varios años una vez que hayas terminado con sus sesiones de tratamiento. Sin embargo, los resultados no son permanentes. Es posible que debas repetir el procedimiento en algún momento, ya que el paso del tiempo traerá consigo nuevas imperfecciones.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Abrir chat
1
¿Necesitas ayuda?
Hola, encantada de saludarte 😊

Si tienes cualquier tipo de duda o necesitas más información estoy aquí para ayudarte.

Quedo a la espera!